Polifonía profana

Música Letra País Época
Anónimo Anónimo España Renacimiento
(s. XV-XVI)

Aunque en la inmensa mayoría de las referencias vemos esta breve coplita como procedente del Cancionero de Palacio, en la partitura del “Claustrum Armónicum” de Vitoria aparece, a pié de página,  la siguiente anotación: “Aunque en algunas partituras figura esta obra como del Cancionero de Palacio, parece ser un error. La autoría que más credibilidad nos merece es que se trata de una armonización de Eduardo M. Torner (1888-1955) sobre una antigua melodía del s. XVI, recogida en el “Libro de música de vihuela…” de Luys Milán (Valencia, 1535-36) y que como partitura para coro aparece publicada por vez primera en Madrid (1924), en edición de la Residencia de Estudiantes”.

Y, referente a este mismo tema, hay un artículo mucho más extenso en el estupendo blog de la Coral Ciudad De los Poetas  donde nos confirman que dicha obra no aparece en ninguna de las ediciones del Cancionero pero sí hace mención al descubrimiento de una curiosa referencia bibliográfica francesa que se refiere a ella como una canción popular cántabra armonizada por Eduarto M. Torner  sobre una melodía renacentista de Luis de Milán” (antes de 1500 – después de 1561).

Letra:

¡Ay!, linda amiga que no vuelvo a verte,
cuerpo garrido que me lleva a la muerte.
No hay amor sin pena, pena sin dolor,
ni dolor tan agudo como el del amor.
Levantéme madre al salir el sol,
fui por los campos verdes a buscar mi amor.

Intentamos siempre insertar muestras fuera de lo habitual de las obras de nuestro repertorio y aquí hemos encontrado esta que, a parte de estar muy bien interpretada, se sale bastante de lo habitual

 

(Volver al índice)