Tradicional brasileña

Música Letra País Época
Alcyr Pires Vermelho Gilvan Chaves, Fernando Luiz Brasil Contemporánea (1954)

Prece ao Vento es una melodía del consagrado pianista  Alcyr Pires Vermelho (1906-1994), que recibió la letra  de Gilvan Chaves, (1919-1986), que fue un cantante, compositor, folclorista y músico de Pernambuco, y de Fernando Luiz da Câmara Cascudo, hijo del mayor  folclorista brasileño, un importante periodista y también compositor que tenía gran admiración por el trabajo de Gilvan Chaves. Durante mucho tiempo, la música de esta canción fue confundida con la de las canciones marineras de Dorival Caymmi porque su estilo era muy semejante.

En 1954 el Trio Nagô grabó  su mejor y más famosa canción, “Prece ao Vento”.

Alcyr Pires Vermelho está considerado uno de los grandes de la música popular brasileña, por su facilidad para  escribir, este compositor y pianista era visto en el medio  artístico de su época como un apadrinado por los dioses, o, según  Heitor Villa-Lobos, un descubridor de melodías. Compositor ecléctico escribió marchitas, sambas,  valsas, boleros y tonadas y también se dedicó a la pintura y expuso sus cuadros en el  Hotel Nacional de Río en 1977.

Letra:

Portugués Castellano
Vento que balança as palhas do coqueiro
Vento que encrespa as ondas do mar
Vento que assanha os cabelos da morena
Me traz notícia de lá.Vento que assovia no telhado
Chamando para a lua espiar
Vento que na beira lá da praia
Escutava o meu amor a cantar.Hoje estou sozinho e tu também
Triste, mas lembrando do meu bem
Vento diga, por favor,
Aonde se escondeu o meu amor.
Viento que balancea las pajas del cocotero,
viento que encrespa las olas del mar,
viento que revuelve  los cabellos de la morena

me traes noticias de allá.Viento que silba en el tejado
llamando para espiar a la luna.
Viento que a la orilla de la playa
Escuchaba cantar a mi amor.
Hoy estoy solo y tú también
triste pero recordando a mi bien
Viento,dime por favor
dónde se escondió mi amor.

Como música de fondo de este vídeo, la grabación original de 1954 del Trio Nagó. Sin embargo existen otras dos grabaciones imprescindibles que son la de 1957 de Elizeth Cardoso (conocida por su nombre artístico “A Divina” y considerada una de las mayores intérpretes de la música brasileña)  y también la versión  interpretada por el propio Gilvan Chaves  en 1958

(Volver al índice)