Popular africana

 Compositor:  País:  Época:
Andries van Tonder  Sudáfrica  Contemporánea
(1950?)

Siyahamba  (ekukhanyeni kwenkos) es una canción sudafricana que se hizo popular en las iglesias estadounidenses en la década de 1990. El título significa “Caminamos”, en zulú.

La traducción de la letra sería “Caminemos en la luz de Dios”.  Esta conocida canción fue compuesta en Sudáfrica hacia 1950 por Andries van Tonder, miembro de la  Iglesia de Judith cuando ya era anciano (aunque Jay Althouse lo incluye en un  recopilatorio de música popular mundial que tituló International Folk Songs for Solo Singers: Medium High Voice (1997) como una canción tradicional zulú.

La letra original estaba en afrikaner y posteriormente fue traducida al Zulu por Thabo Mkize. En 1978 Anders Nyberg, director del grupo coral sueco Fjedur, como ya hemos comentado en dos canciones anteriores,  viajó a Ciudad del Cabo para grabar música coral tradicional y fue entonces cuando escuchó y grabó “Siyahamba” . En 1984, Nyberg realizó un arreglo para cuatro voces que fue publicado en un cancionero que reunía varias obras bajo el título: “La libertad está llegando: canciones de protesta y alabanza desde Sudáfrica”. A partir de entonces la canción se difundió muy rápidamente a través de muchos otros países haciéndose muy popular.

En los últimos años de la lucha del apartheid, los informes noticiosos de CNN a menudo incluían un fragmento de una de las canciones de la libertad. El más famoso de ellos es “Siyahamba” La estructura de la canción es cíclica, y consiste en una única frase que se repite con variaciones que  tienden a enfatizar el espíritu de comunidad.

 Letra:
 Original  Traducción
Siyahambe ekukhanye ni kwenkhos’,
Siyahambe ekukhanye ni kwenkhos’,
Siyahambe ekukhanye ni kwenkha’,
aye ni kwenkhos’.
Siyahamba, hamba, Siyahamba, 
hamba, Siyahamba, 
ekukhanyen i kwenkhos’.
Caminamos en la luz de Dios
Caminamos en la luz de Dios
Caminamos, caminamos,
Caminamos en la luz de Dios

Estos niños del “Mwamba Children’s Choir”, muchos de los cuales son huérfanos por el SIDA y las guerras civiles en Uganda, comparten un mensaje de amor y esperanza en un esfuerzo por crear conciencia y recaudar fondos para muchos más niños africanos. Con una edad comprendida entre los 7 y los 16 años, los niños del coro de Mwamba trabajan duro con su director y banda en vivo para cultivar su don de la música. Uganda tiene una rica herencia musical y el coro está feliz de compartir esta bendición con el mundo.

 

(Volver al índice)