Villancico profano emparentado con el zejel

Recop. y arreglos Letra País Época
F. García
Lorca
Anónimo y Diego Fernández España Renacimiento (s. XV-XVI)

Este villancico, emparentado con el  Zéjel, es un típico poema de tema fronterizo, frecuente en una España dividida tanto política como culturalmente.

Entre las las virtudes de la poesía tradicional una de ellas es la alegre  libertad con que abordan algunos asuntos aprovechando las ambigüedades y los juegos de palabras. Tanto las olivas, como las manzanas de la estrofa siguiente, suelen tener en estas obras un  trasfondo veládamente erótico pero, sobre todo, el desmayo y la palidez de las protagonistas (“y tornavan desmaídas y las colores perdidas”) indican cuál es la naturaleza de su aventura.

El poeta las ve llegar  y queda prendado de ellas sin tener en cuenta la diferencia racial y religiosa que les separa siendo así como termina el poema que aparece recogido en el Cancionero Musical de Palacio como (CMP 24) y es de autor Anónimo.

Pero existe una versión posterior, en la que Diego Fernández, (CMP 25) ha seguido una práctica común entre los poetas de cancioneros (3) consistente en tomar un verso de tipo popular y añadirle  estrofas compuestas por él mismo, para imprimirles un carácter religioso o, como en este caso, más aceptable por una sociedad “bienpensante”. En este caso Fernández añade varias estrofas en las que soluciona las diferencias religiosas cristianizando a las morillas y haciéndolas, de esta forma, más accesibles al amor que les manifiesta el primer autor.

Así es como lo cantamos nosotros en “Gente Habanera”: El poema anónimo al completo y la primera estrofa añadida por Diego Fernández.

Letra

(CMP 24, Anónimo) (CMP 25, Diego Fernández)
Tres morillas m’ enamoran
en Jaén
Axa y Fátima y Marién.

Tres morillas tan garridas
yvan a coger olivas
y hallávanlas cogidas
en Jaén
Axa y Fátima y Marién.

Y hallávanlas cogidas
y tornavan desmaidas
y las colores perdidas
en Jaén
Axa y Fátima y Marién.

Tres morllas tan loçanas,
tres morillas tan galanas
yvan a coger mançanas
en Jaén
Axa y Fátima y Marién.

Tres moricas m’enamoran
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.

Díxeles: «¿quién sois, señoras,
de mi vida rrobadoras?
– Cristianas qu’ éramos moras
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.»……

La primera grabación discográfica,   data de 1931 y se la debemos a su recopilador y arreglista Federico García Lorca que la interpreta junto con Encarnación López, más conocida por “La Argentinita”.

 

Enlaces de interés relacionados:

Vaquero, Pedro. Las verdaderas letras de las canciones populares de Federico García Lorca  (Revista de Folklore. Tomo 17a. Núm. 198, 1997)

Ossa Martínez, Marco Antonio de la. (2014). GARCÍA LORCA: LA MÚSICA Y LAS CANCIONES POPULARES ESPAÑOLASAlpha (Osorno), (39), 93-121.

“Tres morillas”, entre al-Andalus y Jaén: María Jesús Viguera Molins

Las tres morillas de Jaén: ¿convivencia o conflicto?: Dídac Cerezo Moya

“iAy, Fatimá”: Moras y cristianos en la lírica tradicional: Álvaro Alonso

(Volver al índice)